BUÑUELOS DE VIENTO SIN GLUTEN Y SIN LÁCTEOS

#Dietas especiales 21 abril 2019


  • BUÑUELOS DE VIENTO SIN GLUTEN SIN LÁCTEOS 

  • .

  • Que ganas de dulces entran en Semana Santa!!! Es curioso que puedo pasar muchos días sin comer dulces, pero en estos días me acuerdo de tantos que me gustaría comer que lo difícil es decidir. Torrijas, buñuelos, rosquillas, pestiños ... a ver cómo acaba esto!

  • .

  • Para estos buñuelos de viento he utilizado:

  • ▪️30 grs de harina de arroz ▪️55 grs de almidón de maíz ▪️media cucharadita de levadura química ▪️110 grs de agua mineral con gas ▪️ 15 grs de vino blanco ▪️ 50 grs de margarina vegetal ▪️ una pizca de sal ▪️una pizca de azúcar ▪️3 huevos ▪️aceite de girasol para freírlos ▪️azúcar para rebozarlos

  • .

  • Los he hecho con la Thermomix® , que para masas escaldadas como está es súper cómodo, porque te permite mezclar la masa que antes has calentado sin cambiar de aparato, pero si pones un cazo al fuego, y estás muy pendiente de no dejar de mover y de que no se agarre todo el tiempo, también vas a poder tener tu masa para buñuelos. Hay que pesar las harinas y la levadura en un bol sobre el vaso para tener reservada la cantidad exacta. Después de esto vamos a poner los líquidos en el vaso junto a la sal, el azúcar y la margarina y calentar 4 minutos 100° velocidad 2. Cuando acabe este tiempo con los líquidos muy calientes, clave de éste tipo de masas, añadimos las harinas y mezclamos 15 segundos velocidad 4. Ahora hay que sacar el vaso de la máquina para que se enfríe unos 10 minutos. He vuelto a colocarlo cuando se ha enfriado un poco y con la velocidad 4 y sin poner el cubilete, tenemos que añadir los huevos uno a uno según se van integrando. Cuando he terminado con los 3 huevos he volcado la masa en un bol y los he ido friendo. He utilizado un cazo en lugar de una sartén, para que la cantidad de aceite quede más honda, manías, y he ido poniendo bolas de masa que he sacado con dos cucharitas. Claro está, cuando el aceite estaba caliente. Los buñuelos según se van haciendo se van inflando y dando la vuelta solos. Cuando veas que tienen buen color los sacas a un plato con papel absorbente un momento y después los rebozas en azúcar. Ya están listos estos buñuelos huecos que tanto me apetecían. En una merienda han desaparecido !!!