COOKIES CON ARÁNDANOS, CHOCOLATE BLANCO Y COCO

#Dietas especiales 16 octubre 2020

 como estáis??? 


Hoy os traigo una receta que he adaptado yo, ya que la receta viene para hacerla con harina de trigo. Pero yo quise hacer la prueba de hacerlas sin gluten sustituyendo la harina de trigo por harina de arroz, y tengo que deciros que el resultado a sido espectacular y súper ricas de sabor. 


Si no os gusta el chocolate blanco lo podéis hacer con chocolate con leche, negro, tres chocolates... Podéis sustituir los arándanos x otro fruto rojo de vuestra elección como frambuesas, moras.... E incluso podéis hacer como yo de usarlos congelados. 


Está receta la podéis hacer con TM31, TM5 y TM6. 


Con estas cantidades salen unas 15 unidades (si hacéisas bolitas más pequeñas os saldrán más). 


COOKIES CON ARÁNDANOS, CHOCOLATE BLANCO Y COCO. 


Ingredientes:


250grs de harina de trigo (en mi caso las hice sin gluten echándole 250 grs de harina de arroz) 


1 pellizco de sal 


100 grs de azúcar (podemos usar azúcar moreno, panela o incluso stevia en polvo si queremos hacerlas aptas para diabeticos) 


1 sobre de levadura Royal (esta marca es sin gluten) 


2 cucharadas de coco rallado 


100 grs de mantequilla en trozos a temperatura ambiente 


2 huevos 


180 grs de chocolate blanco en trozos de 1cm aproximadamente 


45 arándanos frescos


Precalentamos el horno a 200°C y forramos la bandeja de horno con papel de hornear. 


En el vaso ponemos la harina, la sal, el azúcar, la levadura, el coco, la mantequilla, los huevos y el chocolate y mezclamos 10 segundos giro a la izquierda y velocidad 6.


Con una cuchara cojemos porciones de masa de aproximadamente 50 grs aunque las podemos hacer más pequeñas también (en este caso necesitaremos 2 bandejas de horno o hornearlas en 2 tandas) 


Una vez tengamos nuestras porciones de masa les damos forma de bolita, las vamos colocando en la bandeja de horno con separación entre ellas para que no se peguen nuestras galletas duran el horneado. 


Por último vamos colocando tres arándanos por galletas y los hundimos ligeramente en la masa. 


Horneamos 10-12 minutos a 200°C o hasta que las veamos doraditas x los bordes. 


Dejamos enfriar y servimos. Se conservan muy bien en un recipiente hermético, en mi caso no hizo falta porque gustaron tanto que desaparecieron. 


Animaros a hacerlas porque a parte de que están buenísimas y son muy fáciles de hacer  es una manera, de ahora que viene el frío tener a los niños entretenidos una tarde en casa.