Secretos de una buena croqueta (2ª parte)

#Trucos 23 septiembre 2019

En el post de hoy continuaré con los trucos explicados en mi primera parte.


A todos se nos han abierto alguna vez las croquetas al freírlas. Una de las claves para evitarlo es rebozarlas correctamente.


En cuanto a la forma, que podemos dársela con un par de cucharas, con nuestras manos o con ayuda de una manga pastelera, debemos intentar que todas las croquetas sean más o menos del mismo tamaño.


En cuanto al rebozado, debe ser uniforme y constar de 3 capas, pan rallado fino o harina, huevo batido y pan rallado grueso.



  • Como congelar croquetas correctamente.


Como hacer croquetas resulta laborioso y al hacer la receta con nuestro Thermomix® , nos pueden llegar a salir unas 50 unidades,nos resultará muy práctico congelarlas. Para hacerlo y que luego a la hora de comerlas sigan estando perfectas, debemos ceñirnos a lo siguiente:


El tamaño:


Si las vamos a congelar, es mejor que su diámetro no sea superior a los 2 cm. Si las hacemos de este tamaño, podremos freírlas sin descongelarlas.


Las que vayamos a congelar, según las terminamos de rebozar, las vamos colocando sobre una bandeja sin que se toquen unas a otras. Cuando las tengamos todas, metemos la bandeja en el congelador con las croquetas sin tapar.


Cuando estén completamente congeladas podremos pasarlas a una bolsa o tupper y conservarlas durante meses.



  • Freír croquetas que no están congeladas.


Si es posible las dejamos en la nevera 10 o 15 minutos una vez rebozadas para que el rebozado se seque un poco y se endurezca.


El aceite para freír. Mucho mejor si podemos freírlas es un buen aceite de oliva virgen extra porque resisten mejor las temperaturas.


La temperatura. Lo óptimo es hacerlo a una temperatura elevada, muy fácil de controlar si lo hacemos con una freidora. Si no tenemos freidora eléctrica podemos freírlas en un cazo pequeño, con aceite a alta temperatura,suficiente para que queden sumergidas.


Para mantener constante la temperatura echaremos pocas croquetas de cada vez ya que si echamos muchas, la temperatura baja y absorben más aceite.



  • Freír croquetas congeladas.

Si las descongelamos previamente, seguiremos las mismas recomendaciones que para las que no están congeladas.


Si las freímos congeladas, lo único que cambia es que las freiremos a una temperatura inferior para asegurarnos de que se descongelan bien por dentro y siguen siendo unas croquetas perfectas.


Os dejo un resumen con los puntos clave de los dos articulos. Si aún te queda alguna duda, o necesitas cualquier otra cosa, contáctame.





clic para ver los detalles de las visitas este sitio